Breve reseña histórica

 

El Club Italiano fue fundado el 29 de Diciembre de 1898, por un grupo de italianos nativos y descendientes, para difundir el uso creativo y deportivo de la bicicleta, interpretando el fuerte apego al pedal que sentía la colectividad italiana. Por este motivo, su primer nombre fue "Club Ciclístico Italiano", que 14 años después y por la incorporación de otros deportes, fue cambiado por el más genérico que tiene actualmente.


Se alquila entonces en 1900 y por diez años, las instalaciones del Recreo Belvedere ubicadas en el barrio de la Recoleta sobre la Av. Alvear (actual Av. Del Libertador).
Este predio fue adquirido en 1909 por la Municipalidad de la Ciudad de Bs. As., que luego fue concediendo sucesivas prórrogas ante el inevitable desalojo. Se analizaron afanosamente muchas alternativas para lograr un nuevo asentamiento y finalmente en 1910 se alquiló una quinta de frutas y verduras. Ese mismo año comenzaron y terminaron las construcciones y el Club se trasladó a esta nueva ubicación, que es precisamente la misma que ocupa en la actualidad. En 1922 se compra, en firme, la propiedad alquilada.


La posterior adquisición de algunas propiedades linderas facilitó una primera ampliación, terminada en poco tiempo e inaugurada el último día de 1926. Después y sucesivamente, se fue construyendo la pileta climatizada de natación, la cancha e instalaciones de pelota a paleta, el gimnasio, la sala de esgrima y la de pesas y complementos, dos canchas simples de bowling y cuatro más después automatizadas.


A partir de 1980 y mediante tres sucesivas compras a la Municipalidad de la Cdad. de Bs. As. adquiere, el club, 17 hectáreas en el Parque Almirante Brown. En estos terrenos construye sus campos deportivos con pileta olímpica de natación, gran cantidad de canchas para diversos deportes, vestuarios, restoranes y confiterías, playas de estacionamiento, instalaciones operativas y zonas de parquización forestada, todo lo cual de inmediato fue y sigue siendo utilizado por los socios de la Entidad.


Esta es, en apretada síntesis, la trayectoria material de 100 años del Club Italiano, que comenzando por un incómodo cuarto alquilado en 1898, hoy lo muestra como una poderosa entidad social, cultural y deportiva, con alrededor de 7.000 socios, fuerte arraigo comunitario y un prestigio tesoneramente ganado.